jueves, 22 de noviembre de 2007

Ejemplo de un dilema ético profesional.

Luis es director de ventas en una empresa que fabrica suelas para zapatos. Es por lo tanto Luis el encargado de seleccionar a los clientes y acordar precios en base a los ofrecimientos de cada uno.

Luis y la empresa X llevan ya mucho tiempo haciendo negocios, variando cada mes la cantidad de zapatos vendidos y la cifra económica, sin embargo pareciera que su relación se ha ido deteriorando porque cada vez les es más difícil llegar a buenos acuerdos.

La empresa X toma acción y a escondidas le propone a Carlos, el jefe de Luis y gerente general de la empresa, dejar a Luis fuera de juego. Propone negociar directamente entre la empresa X y Carlos, obteniéndo así la empresa X un precio un poco más bajo y ofreciendo a Carlos una cifra (comisión mensual) muy tentativa como recompensa.

Si tu fueras Carlos, independientemente del tipo de relación que lleves con Luis. ¿Qué harías?

A) Aceptar la oferta. B ) Rechazar la oferta y decirle a Luis lo sucedido.

La presencia del dinero y la corrupción en los dilemas éticos profesionales.

La corrupción es uno de los principales jugadores dentro de los dilemas éticos profesionales. y la involucramos en los dilemas éticos profesionales la corrupción porque al tratarse de situaciones de trabajo, siempre o casi siempre existe intercambio y movimiento de dinero. La mayoría de los trabajadores lo hacen por necesidad, por dinero, por sustentar a su familia y darle lo más que puedan, y en las mentes de las personas siempre está el deseo de más, por lo tanto cualquier persona puede ser fácilmente tentada o seducida para realizar una acción.

¿Qué acción, o qué tipo de acciones?

Como ya habíamos mencionado en la primera entrada del blog, en un dilema ético profesional, la persona tiene que elegir entre sólo 2 opciones: A ó B, y tendrá que decidir en base a lo que considere más conveniente, en base al valor que considere mejor o más elegible de los que están en juego.

Es por esto que la corrupción está casi siempre presente en los dilemas éticos profesionales, porque normalmente al tratarse de contextos laborales, en alguna de las opciones (A ó B), se verá involucrado el dinero; una ganancia o un beneficio, o un último recurso de tapar o esquivar algo.

En la otra opción se verá involucrado otro valor, a lo mejor no tanto una alternativa sino más bien la situación de frente, con sus beneficios y consecuencias pero que normalmente se encuentran bajo la ley o normas del juego.

Es aquí donde el individuo tiene que decidir entre:

1.- Hacer lo que cree honesto, ético y correcto. (Y nosotros sugerimos que para saber que es lo correcto, debemos pensar y ponernos en el lugar de la otra persona involucrada y pensar lo que te gustaría que hicieran, no ver la situación desde nosotros como el centro de ella, sino hacernos ajenos para tomar una decisión más racional).

2.- Hacer aquello que me otorgue un beneficio extra o lo contrario, hacer que simplemente no me genere algún problema algo cuando ya me iba a surgir uno.

Ninguna decisión es absoluta ni completamente correcta, y sólo la persona es la responsable de elegir A ó B y afrontar sus consecuencias, pero cabe recalcar que cada persona es responsable de sus actos por lo tanto debe ser consciente de que al elegir A ó B no estará afectando sólo a él, sino que pueden estar muchos otros involucrados en la situación y dependen de la decisión tomada, es por esto que se sugiere actuar con responsabilidad, ética y conciencia; actitud de gratitud y apoyo, por un mejor futuro para todos.

Adela Cortina

En la entrada anterior mencionamos la frase de Adela Cortina donde nos dice lo necesario que es que la ética llegue al poder. Nosotros creemos en ello.

Adela Cortina es una filósofa española; escritora y profesora que se preocupa profundamente por los sucesos que acontecen en el mundo.

Por si les interesa saber un poco más de ella, en el siguiente vínculo podrán descargar un documento creado por nosotros mismos en el que se incluye su bibliografía, así como 2 ensayos sobre sus propuestas éticas. Es un artículo corto y les sugerimos que lo lean ya que son en realidad muy interesantes sus propuestas éticas al mundo actual.

Descarga el documento aquí.

¿Se podrá eliminar la corrupción?

Creo que la corrupción si puede ser eliminada, aunque todo esto es un proceso largo. En México el problema de la corrupción se amplifica por muchas causas, creemos que una es debido al gran contraste que existe entre las clases sociales, y esto no sólo genera corrupción sino muchos otros problemas basadas en las falsas creencias que tiene cada grupo social respecto del otro. El rico piensa que el pobre le tiene envidia por ser rico. El pobre piensa que el rico se siente superior por ser rico.

Hasta cierto punto ambos argumentos son reales, pero son consecuencia de todos los problemas económicos y políticos que no han podido reducir la brecha entre ambas clases sociales y consecuencia también de la creencia ya establecida de que al llegar a la riqueza alcanzaremos la felicidad.

En un libro leído de Adela Cortina, la autora menciona que "la solución está en que la ética llegue al poder". Es decir, que cada persona actúe con ética independientemente del lugar en que se encuentre, porque en cada situación siempre existe la persona con poder y las personas a las que aplica este poder, es por lo tanto necesario que se tomen decisiones con ética, sin involucrar sentimientos ni falsas valoraciones. Que el empresario no abuse de sus trabajadores y que el policía no abuse de su autoridad para fregar a la persona que acaba de detener y no piensa dejarlo ir tan fácil ubicándolo como "rico". ¿ Pero cómo que la ética llegue al poder?. Para lograr esto necesitamos implementar educación, y no sólo en todas las escuelas, sino a todos los niveles existentes, para que así realmente sí se la ética en las personas. Es necesaria la creación de una cultura con ética humanista.

La Corrupción

Uno de los grande problemas por el que pasa nuestro país es el de la corrupción. La corrupción está en todas partes y no como dice el comentario en "Las empresas ante la corrupción", cuestionando si había tanta corrupción en las empresas o en el campo de trabajo como en la política y calles.

La corrupción se da en cualquier ámbito de la vida cuando las personas ven la posibilidad de obtener un beneficio extra al realizar algunas acciones que por lo general son poco éticas, o cuando tienen un problema que prefieren evadir quebrantando normas morales o principios. Y mientras siga existiendo gente que prefiera esos atajos y salidas fáciles seguirá generandose corrupción.




jueves, 15 de noviembre de 2007

Las empresas ante la corrupción.

Incluímos aquí el vínculo a un nuevo archivo. "Las empresas ante la corrupción", escrito por Antonio Argandoña, profesor y titular de la Cátedra "Economía y Ética" en la Universidad de Navarra, quien nos explica como ante la importancia de luchar contra la corrupción en todos los niveles, se proponen algunas recomendaciones prácticas a las empresas, dirigidas a prepararse adecuadamente para hacer frente a los problemas relacionados con extorsión, soborno, tráfico de influencias, etc., tanto cuando surgen de su interior como cuando son sujetos pasivos de los mismos.

Descárgalo aquí.

¿Por qué se intenta recuperar la ética profesional?

Hemos presenciado recientemente una rápida carrera por la recuperación de la ética. Muestra de ello es, entre otras muchas cosas, los sucesivos ciclos organizados por grupos de estudios y módulos sobre ética empresarial que se incluyen cada vez con mayor frecuencia en las escuelas y facultades de ciencias y negocios, abarcando grandes campos económicos y empresariales de muchos países del mundo.

Muchos son los motivos de este intento por recuperar la ética profesional, pero entre los más relevantes consideramos:

1.- Un carácter económico: si se logra que las personas incorporen determinadas virtudes como lealtad, sinceridad, puntualidad, laboriosidad, etc. es razonable para el empresario que así podrá ganar más. Es mejor contar con gente que viva la conformidad, la prudencia, el saber estar, el buen gusto, la responsabilidad, la alegría, la naturalidad, la sencillez, la generosidad, la magnanimidad, la justicia, la comprensión, la paciencia, la audacia, la amistad, la valentía, etc.

Ésta es una triste realidad, y como prueba de ello podemos mencionar la frase que se dice muchos empresarios y ejecutivos parecen afirmar: “no creo realmente en la Ética ni como ciencia ni como arte, pero prefiero que mis empleados sí le presten crédito, porque así me robarán menos e incluso se esforzarán más”.

Aquí la virtud es contemplada más como capacidad de repetir actos rentables para la empresa que como aquella naturaleza apta para ayudar a la primera a proporcionar pleno sentido a la existencia de cada persona y, más adelante, a la sociedad en su conjunto.

2.- Como un modo de defender al hombre de sí mismo estableciéndole sus límites, porque es comúnmente aceptado que algunos usos deben ser controlados (reducir el deterioro ambiental, la explotación de los recursos materiales y humanos, etc.), pues no es bueno que cada persona quede completamente desatada.

3.- Para el redescubrimiento de que la persona es un unum, (“E pluribus unum es una frase latina, uno de los primeros lemas nacionales de los Estados Unidos que significa: “De muchos, uno”). Mediante el entendimiento de esta frase o concepto se podría hacer entender a cada persona de que no está sola en el mundo y que su manera de ser y de pensar es única y propia de él mismo. El mundo es uno, de todos, y hay que estar dispuestos a compartirlo.